El recuento de los tragos: 5 años de experiencias, fiestas, eventos, invitados, y trabajo.

Maverick es un lugar de encuentros, como lo hemos dicho desde la primera noche en que servimos nuestro primer cóctel. Es un espacio que se diseñó para 70 personas, que compartieran la búsqueda de experiencias diferentes, sabores fuera de lo habitual, y que quisieran disfrutar de la curaduría musical de grandes géneros, en una atmósfera que los pudiera transportar a diferentes épocas o lugares.

 

La barra y contrabarra juegan un papel muy importante en la conexión de estas experiencias, ya que es el lugar en donde sucede la magia, gracias a cada cliente que llega y cada cóctel que sale de esa barra. En la parte de contrabarra están las botellas con las cuales creamos nuestras propias mezclas y sólo nosotros sabemos la combinación perfecta entre destilados, licores y bitters que harán sentir a nuestros amigos como en su casa.

 

Maverick fue el escenario local más importante que ayudó al resurgimiento de un oficio que se estaba perdiendo en la ciudad: el del bartender. Hemos rescatado estas antiguas formas en las que se podía conocer e interactuar con diferentes personas, todo alrededor de una barra en la cual teniendo a una persona enfrente: el bartender. Se trata de alguien con quien dialogar si así lo quisieras, al mismo tiempo que se conoce a los demás clientes asiduos que van pasando a lo largo del turno, ya sea para tomar un par de cervezas, cenar, probar alguna nueva creación o simplemente, pasar a saludar.

 

A lo largo de estos años hemos colaborado en nuestros aniversarios con diferentes personalidades de la industria, como bartenders nacionales e internacionales, diferentes músicos y artistas, conquistados por la hospitalidad y calidez del equipo de Maverick.

 

Hemos sido los responsables de llevar en alto la coctelería de Monterrey hacia otros lugares, y nos han posicionado dentro de los mejores bares de coctelería en México. Esto no hubiera sido posible sin el esfuerzo y dedicación que día a día le ponemos a nuestra profesión. Diferentes publicaciones han reconocido nuestro trabajo, lo cual nos llena de satisfacción pero a la vez, nos exige mayor calidad en nuestra planeación y ejecución para cada proyecto que nos propongamos a futuro.

 

Hemos alcanzado nuestros metas y seguimos persiguiendo nuestros sueños. Continuamos en la búsqueda de expandir nuestra forma de hacer las cosas, así como nuestro fuerte que es la coctelería y nuestra hospitalidad, lo cual nos ha llevado a salir del bar para acercarnos a lugares que no han tenido la oportunidad de visitarnos. Por medio de nuestro servicio de cocktail catering, hemos alcanzado esa meta. Ahora tenemos la oportunidad ir a eventos privados a diferentes espacios fuera del bar, para compartir lo que más nos gusta hacer.

 

Gypsy es uno más de nuestros sueños alcanzados; es un proyecto en el que todo el equipo de Maverick y clientes de alguna manera tuvieron algo que ver con su construcción y decoración. Gypsy es una terraza que te hace sentir muy tropical, como si estuvieras de vacaciones. Tiene una vibra relajada, pero aun así quisimos darle un toque más sofisticado a con un menú especial de coctelería y alimentos.

 

Con la experiencia que tenemos decidimos aventurarnos (como ya es costumbre) a reinventar y desempolvar algunos formatos . Es el caso del “brunch & linner” en el cual ofrecemos coctelería de baja graduación y vinos desde la mañana, con un menú de diferentes cócteles para cada horario a lo largo del día. De la mano con esta oferta tenemos nuestro sábado de aperitivo, una propuesta que decidimos adoptar con un twist local.

En resumen, hemos vivido 5 años (que, por cierto, han pasado muy rápido) de experiencias inolvidables como equipo: noches de desvelo, partidas/despedidas, camaradería, lealtad de nuestros clientes/amigos,viajes,fiestas y muchos cocteles!!

-Bruno Vega